Ingrese texto de busqueda

11/01/2018 10:30 | Liga Argentina

Eseverri: “Desde el primer momento trabajamos para lograr la química”

Gregorio Eseverri ha convertido en un arte propio eso de hacer el grupo. En la siguiente nota, el capitán de Libertad campeón del Súper 4 de la Liga Argentina cuenta sus maneras para lograrlo. Un jugador con fuego que contagia.
Autor:Martín Pellegrinet (@SoyElPelle)
Eseverri: “Desde el primer momento trabajamos para lograr la química”

Cuando Sebastián Saborido armó el equipo de Libertad, apuntó a un terceto como Ariel Zago, Miguel Ruiz y Gregorio Eseverri para robustecer de experiencia a un proyecto que incluía desarrollo y posicionamiento de jóvenes.

Eseverri es el tipo de jugador que aúna voluntades: se compromete con la causa, lo que satisface a dirigentes –que lo contratan-, y a hinchas; se embandera detrás de la idea del entrenador y la hace propia; y aglutina y cohesiona voluntades puertas adentro del vestuario.

Acaso un ejemplo de cómo ingeniárselas para destacarse sin ser especialista, el nicoleño ha ido forjando un camino que ya decora en su haber con logros varios.

El capitán del campeón Libertad, que desde el comienzo ató con tripa su corazón, y sin más que eso salió a la cancha, toma con naturalidad el rol de líder que ejerce y siente “orgullo” por “la posibilidad me dan mis entrenadores y compañeros”.

Un tipo que no teme a convivir con el error, que habiendo errado, volverá a intentarlo, sabiendo que para lo malo, habrá un mejor. Toda está en sí la confianza.

-¿Por qué Libertad campeón?

Me parece que logramos en este torneo que es tan corto y rápido, estar mental y físicamente a tope, a pleno, lo mejor que podíamos estar. Creo que eso a la larga termina dando este resultado. Contra Viedma fue un partido intensísimo, durísimo, y nosotros recién lo quebramos al final, en los últimos tres minutos. Todo eso sin mencionar la calidad individual que tienen mis compañeros y las variantes de gol que podemos llegar a encontrar. Las claves pasan por ahí.

-No parecen un equipo nuevo, sino uno que viene con algo de rodaje ya…

Creo que lo que tiene la Liga Argentina es eso, que se logra la química un poco más rápido. No sé si será porque somos menos mayores, porque no hay tantos extranjeros… Creo que el cuerpo técnico y nosotros trabajamos desde un primer momento para que se logre esa química.

-¿Cómo se trabaja para lograr la química?

Se trabaja teniendo ganas de tomar unos mates con un compañero antes de venir a entrenar, comiendo unas empanadas un martes porque sí, no durmiendo en el colectivo y tomar mate y charlar. Ojo que también pueden estar todos haciendo la suya y que logren hacer un equipazo igual. Pero nosotros lo construimos desde ese lado. En base a hacer cosas juntos, pasar tiempo juntos, comer, organizar asados, hacer cosas dentro del club, venir a la pileta, descansar acá. Inclusive cuando tenemos momentos malos poder charlarlo. ‘Te estás equivocando en esto, en aquello. Trabajá esto, no llegues tarde’. Son todas cosas que cuando hay buena leche y uno se lo dice constantemente y de frente, suman. Porque vos sabés que el que te está diciendo algo te está queriendo ayudar, y no hacerte un mal a vos. Todos nos tomamos lo que nos dice el otro de buena manera.

-Así como te pasó en otros equipos, también en Libertad te estás convirtiendo en un referente. Inclusive ya de toda la categoría…

Para mí es un orgullo tomar el rol que los entrenadores y los técnicos me confían. Han sido distintos a lo largo de mi carrera, o los he hecho yo de distinta manera. Creo que hoy en día mi función es tomar defensivamente al mejor del otro equipo, intentar con Miguel (Ruiz) en defensa hacer una línea de esfuerzo, donde complicamos las ofensivas del rival, porque sabemos que adelante tenemos un montón de jugadores que tienen gol de muchísimas maneras. Bruno (Barovero), Cope (Copello), Ariel (Zago), Landoni… Inclusive Miguel (Ruiz) desde su potencia física. Entonces, para lograr cosas como las que pasaron en el Súper 4, cada uno tiene que ir encontrando su lugar de juego donde está cómodo, donde le sale bien, donde al equipo le sirve sobre todo, y a partir de ahí mejorarlo. Ver cómo lo podés hacer más tiempo, cómo podés ayudar a un compañero para que rinda tan bien como vos. Hay veces que sale mejor y otras peor. Pero creo que si nosotros queremos lograr algo a largo plazo, tenemos que enfocarnos en eso.

-¿Cuánto suma haber venido a un club que ya tenía una estructura armada y no había que empezar desde cero?

Suma muchísimo que Libertad tenga una trayectoria tremenda de Liga y una organización espectacular. Entonces nosotros desde el minuto cero que llegamos ya teníamos todas las comodidades para entrenar, para trabajar. Todo a disposición. Cualquier cosa que necesitamos, la dirigencia y el cuerpo técnico estuvieron ahí para cubrirnos y para aguantarnos. Creo que eso es una parte grande del mérito de esto. Cuando vos tenés todas las condiciones dadas, es mucho más fácil enfocarte solamente en lograr química de equipo, en mejorar físicamente, táctica o técnicamente.

-¿Para qué está Libertad?

Si yo te digo ahora que estamos para salvar la categoría, te estoy mintiendo. Y si te digo que estamos para salir campeones sin perder un partido, también te estoy mintiendo. Nosotros ahora lo que tenemos que hacer es redoblar el trabajo del día a día para buscar seguir teniendo de estos festejos. No va a ser fácil. Obviamente todos los equipos nos van a apuntar como a un candidato por esto que acabamos de lograr. Si nosotros no redoblamos el esfuerzo no lo vamos a poder hacer de nuevo. Esto es bastante fácil: es muy lindo jugar en una cancha como estuvo en la final, una situación de una final así. Entonces tenemos que trabajar para logar poder jugar definiciones de esas, que son las cosas que cuando uno deje de jugar, va a ser lo que más se acuerde.

-Desde tu forma de ser, primero pudiste hacerte un lugar en los equipos que estuviste, y ahora estás generando un contagio que te destaca como uno de esos “fueguitos” que hablaba Galeano, que viven la vida con tantas ganas que quien los mira, se enciende…

Soy un agradecido de lo que me pasa. Al día de hoy, después de ya haberme ido hace 5 o 6 años de Quilmes, volver a Mar del Plata a pasar las fiestas con mi novia y reunirme con un jugador del equipo como Nico Ferreyra que es mi amigo, pero también con otros amigos que son de otros lados y trabajan de otra cosa y que sin embargo nos escribimos todos los días. Son cosas muy lindas.

Yo tengo un grupo de amigos muy grande en Mar del Plata, otro en Salta. Gente conocida en Salta. Inclusive muchos dirigentes, o el mismo Ricardo (De Cecco), que yo sé que el día de mañana si estoy en Salta puedo mandarle un mensaje y puedo juntarme a tomar un café o hacer una comida…

Más allá de jugar al básquet y meterla o errarla, tener la posibilidad de volver a un lugar donde uno estuvo y ser bien recibido, sin importar si metías 50 puntos o 2, para mí está muy bueno y es lo que más vale.

Por Martín Pellegrinet (@SoyElPelle)

»lucas12/01/2018 13:42
Enorme Goyo... Que linda entrevista. Es muy importante para el basquet y la sociedad en gral contar con personas con los valores que vos llevas. Me alegran muchisimos tus triunfos deportivos y como persona!!!
Responder
100 %
0 %