Ingrese texto de busqueda

19/05/2019 00:30 | Liga Sudamericana

Edición 2019 femenina

Venganza, dulce venganza

Quimsa se metió en la definición de la Liga Sudamericana, y para hacerlo, dejó fuera a Berazategui, que le había ganado la final de la liga. El otro boleto se lo llevó Copacabana de Colombia.
Autor:Emanuel Niel (eniel@pickandroll.net)
Venganza, dulce venganza

Si la venganza es un plato que se sirve frío, la fusión santiagueña esperó tres largas semanas, para comérselo con cuchara grande.

Lo que empezó simple, se complicó a partir del cierre del tercer cuarto, aunque finalmente, las dirigidas técnicamente por Mauricio Pedemonte pudieron festejar ante su público, teniendo como plus el hecho de dejar fuera de la definición a Berazategui, quien venía de ganarla la final de la liga.

Al repasar los hechos cronológicamente, Quimsa demostró en el comienzo de la noche que había aprendido de sus errores.

Ajustando la defensa del uno contra uno, y haciendo valer sus fortalezas en el aro ajeno, se disparó al frente del electrónico, llegando a ganar por un claro 18-6, de cara a la recta final del primer capítulo. Allí se encendió la primera luz de alarma.

Por conocidas, las armas del cuadro bonaerense no dejaron de ser eficaces. Entre Natacha Pérez y Agustina Jourdheuil enderezaron el rumbo de su equipo, y esgrimiendo una remontada prometedora, cerraron los primeros diez minutos con mejor semblante (18-11).

Cuando los nubarrones del pasado aparecían cada vez más oscuros en el horizonte santiagueño, la colombiana Mabel Martínez Coronado salió a dar la cara en ataque, y de su mano, el dueño de casa consiguió sobrellevar el mal momento.

Incluso, volviendo a pisar fuerte en defensa, el a la postre vencedor logró recuperar su imagen, y de esa manera meterse al descanso largo arriba por 11, 42-31.

Venganza, dulce venganza

De igual manera, el regreso de zona de vestuarios traería consigo más emociones, en un momento que para la gran mayoría, se perfilaba como el cierre ideal del anfitrión.

Después de llegar al quiebre del tercer capítulo con las norteñas ganando 50-38, las de Gonzalo Gómez sacaron a relucir los pergaminos por los cuales se llevaron el primer torneo del 2019.

Defensa dura, transiciones eficaces y buenas selecciones de tiro, les dieron como resultado un paso al frente en el match, quedando al acecho y dejando el trámite sumamente abierto de cara al acto final; siempre teniendo presente que su clasificación no dependía de sólo ganar, sino además de hacerlo por 11 o más puntos.

En ese cierre, donde las emociones siguieron a flor de piel, la mente fría, sumada al electrónico y el reloj, los cuales se pusieron del lado del local, conspiraron para que el dramatismo baje su intensidad.

Poco a poco Berazategui vio como su intento de llevarse el match por la cifra soñada se convertía en una utopía, y por ello, apostó al menos a conquistar el juego; situación que al final de cuentas tampoco logro.

Para Quimsa, el festejo fue completo. Ganó por 78-68, se quedó con el grupo “A”; y además, tomó revancha de la final perdida.

El otro clasificado fue Copacabana de Antioquía, elenco que a primer turno superó a Club Tenis La Paz de Bolivia por 67-39.

Tanto Celia Fiorotto como Andrea Boquete lograron las más altas valoraciones en el triunfador, con +18 cada una; aunque la interna fue la que más puntos sumó, con 20, por lo que eso la hizo acreedora del “RB Ropa para el Deporte” de la noche.

En el elenco bonaerense, la base Macarena Durso lideró el ataque con 19 unidades, siendo seguida por Agustina Jourdheuil con 16.

Foto: Prensa Consubasquet.

Emanuel Niel
@ManuNiel

www.pickandroll.com.ar

Venganza, dulce venganza